Por qué La Caverna…

Por el libro de Saramago, que cuenta la historia de la familia Algor quienes, desde su pequeña alfarería en las afueras de la ciudad, ven cómo poco a poco sus productos van dejando de ser necesarios y su oficio se va extinguiendo, frente a un Centro comercial con vida propia, que rige los gustos, vidas y destinos de un público ávido de todo aquello que les ofrecen y les proporcionaría una vida feliz.

La Caverna de Saramago da cuenta de cómo, en la vorágine de la vida moderna, hay profesiones que se tornan inútiles y tradiciones que pierden sentido, frente a lo que nos impone el afuera, como ilusión engañosa.

“Lo malo es que le volvió a la memoria el bruto revés comercial sufrido. La ominosa visión de las chimeneas vomitando chorros de humo le indujo a preguntarse en qué estúpida fábrica de esas se estarían produciendo las estúpidas mentiras de plástico, las alevosas imitaciones del barro, Es imposible, murmuró, ni en sonido ni en peso se pueden igualar, y además está la relación entre la vista y el tacto que leí no sé dónde, la vista que es capaz de ver por los dedos que están tocando el barro, los dedos que, sin tocar, consiguen sentir lo que los ojos están viendo…”

Mi Caverna es un retorno a las bases, una cueva para esconderse de las modas y la velocidad, para escuchar música o disfrutar el silencio, conversar entre alumnos y amigos, compartir un mate o una copa, y dejarse llevar por el ritmo del torno y el barro.

Anuncios

2 pensamientos en “Por qué La Caverna…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s